Alberto Yelmo: Sobre la prevención del dopaje en el deporte aficionado

dopaje yelmo barnasports

Cinco preguntas a… Alberto Yelmo (Abogado deportivo, experto en la lucha contra el dopaje)

1. Por muchos es conocido el lastre que es el dopaje para el deporte profesional, pero ¿hay forma de saber cifras de su uso en el deporte aficionado?
A día de hoy, la única forma de conocer la realidad sobre el uso de dopaje en el deporte aficionado es preguntando directamente a los deportistas populares. Ya se han realizado encuestas, de carácter anónimo, a los participantes de competiciones no oficiales y los resultados son bastante preocupantes. Hablamos de cifras en torno al 15 o 20 por ciento sobre el uso de fármacos o similares para el aumento del rendimiento deportivo. Es una cifra muy elevada que debe hacernos reflexionar sobre cuál es la realidad del dopaje en el deporte aficionado, por qué se produce y cómo podría combatirse.

2. ¿Qué debe saber sobre el dopaje una persona que hace deporte de manera aficionada para no caer en esta práctica?
Cuando hablamos de deporte aficionado nos referimos a deporte sin licencia federativa, y por tanto, las implicaciones legales, que son las que normalmente preocupan al deportista profesional, o incluso amateur, no existen. El deportista aficionado o popular debe conocer las consecuencias negativas que el dopaje puede tener sobre su salud a corto, medio y largo plazo, cuáles son los valores, deportivos y educativos, asociados a la práctica de actividad física, y el rol que pueden desempeñar sobre su entorno cercano a través del deporte. Puede que el deportista aficionado no sea un modelo para la sociedad como lo pueden ser los deportistas profesionales, pero sí son un modelo para su círculo próximo de familiares y amigos.

3. ¿Cómo se puede prevenir el dopaje en el deporte aficionado?
Al igual que en el deporte profesional, la prevención del dopaje en deporte aficionado exige un riguroso análisis de las causas que facilitan el fenómeno. Lo primero es conocer por qué existe dopaje en el deporte aficionado, y este conocimiento debe dar lugar a la implementación de estrategias basadas en la educación en valores deportivos y en la práctica saludable de ejercicio físico. El deportista aficionado no sufre las presiones que recibe el deportista profesional, y por lo tanto, el fenómeno se aleja del ámbito deportivo hacia aspectos más sociales, como la búsqueda de un cuerpo perfecto o la necesidad de experimentar sensaciones nuevas. Prevenir el dopaje en el deporte aficionado es igual o más difícil que eliminar el dopaje del deporte profesional.

4. ¿Desde lo legal, usted, como profesional en temas de derecho deportivo y dopaje, qué le puede decir a manera de consejo a un deportista aficionado que practica dopaje?
Desde el punto de vista específico del Derecho, por la propia inexistencia de una licencia federativa que vincule al deportista aficionado a una federación deportiva concreta, las consecuencias legales del dopaje en el ámbito del deporte aficionado son prácticamente inexistentes. Si en lugar de hablar de consumo, hablamos de tráfico o dispensa de productos dopantes, entonces el deportista aficionado, al igual que cualquier otro individuo, puede ser sujeto de una sanción penal. El dopaje, desafortunadamente, es mucho más que el simple consumo de sustancias o métodos prohibidos en el ámbito específico del deporte. Es un fenómeno que provoca un nivel de criminalidad que ningún Estado puede asumir. Si tengo que dar un consejo al deportista aficionado, es que no contribuya al desarrollo de este tipo de delincuencia.

5. ¿Usted practica algún deporte? ¿Cuál? ¿Cómo es su rutina deportiva?
Sí, siempre. En todos mis recuerdos de niño estoy pegado a un balón de fútbol. Desde entonces nunca he dejado de practicar deporte, porque es lo que inspira mi vida personal y profesional. Siempre ha sido a nivel aficionado, o a veces amateur. Desde hace cinco años practicó triatlón, actualmente a nivel muy aficionado por cuestiones laborales, pero realizo ejercicio físico al menos cinco veces a la semana. Cuando me lo he podido tomar más en serio, he seguido la rutina establecida por el entrenador del club. Lo que nunca olvido es que la salud y la diversión están siempre por delante de cualquier otro objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *